Los Sahumerios y su magia Ancestral

Un Sahumerio es un atado de plantas secas que se quema para generar humo y con este humo realizar limpiezas energéticas.
Los Sahumerios son un elemento utilizado en muchas culturas y épocas, como en Egipto. Los sahumerios se utilizaban en rituales de culto a sus dioses y purificaciones. El humo que desprenden determinadas plantas, ayuda a conectar con deidades, espíritus y entidades. Además de cambiar la vibración del lugar y la persona o personas que se encuentren en dicho lugar.
¿Cómo hacer un Sahumerio y qué plantas utilizar?
A la hora de elaborar los Sahumerios hay que tener en cuenta que las plantas deben encontrarse en nuestro entorno, (así tendremos mayor conexión con ellas y su propiedad mágica será más activa). Deben de ser naturales, que no estén pigmentadas. Ya que, aparte de desprender aromas nocivos para nuestra salud, carecen de propiedades y nuestro propósito no será realizado.
Para hacer el Sahumerio deberemos recolectar las plantas y atarlas boca abajo con un hilo de algodón y dejarlas secar. Una vez secas, ya podemos quemarlas en nuestros rituales, ofrecimientos y limpiezas energéticas del hogar.
Consideraciones en la recolección:
-Primero, no causar daño al entorno ”primum non nocere”.
-Si queremos dar uso a las plantas también para funciones medicinales, nunca recolectar a primera hora de la mañana ya que tienen humedad, ni a horas tardías ya que las flores no estarán tan abiertas. La mejor hora es sobre las 11 a.m.
-Si simplemente es para realizar Sahumerios, importante no hacerlo en días lluviosos ni horas tempranas, esa humedad puede producir hongos y estropear la planta.
-Nunca recolectar tallos en crecimiento, ya que son muy pequeños. No podar en exceso la planta, debemos dejar que se regenere y pueda volver a brotar.Una vez teniendo en cuenta lo mencionado, dejo una pequeña lista de plantas y sus propiedades.
Salvia: purifica el ambiente, exorciza en caso de trabajos de magia. Planta para trabajar la feminidad.
Enebro: planta protectora, se cuelga en la puerta para que no entren energías negativas ni malos espíritus. Planta masculina.
Romero: purificador, trae la buena fortuna, protector en caso de envidias. Planta masculina.
Lavanda: calma y purifica. Ayuda en la meditación.
Olivo: protector y otorga paz en lugares conflictivos.
Laurel: protector, atrae el amor, la fortuna, fortaleza y prosperidad.
Flores: purifican y endulzan. Muy buenos en rituales de limpieza, feminidad, para atraer el amor y como ofrenda a difuntos, deidades y entidades.

Con esta pequeña guía, en función de nuestra intención, podemos escoger las plantas o flores.

Una pequeña recomendación: por mi experiencia, no hay una planta clave para elaborarlos y nunca es mejor o peor una planta. Lo más importante es la intención que ponemos, tanto al hacerlo como al utilizarlo. La intención es el todo para que nuestro Sahumerio funcione. Podemos mezclar plantas, así como también utilizar una o incluso añadir minerales y evidentemente fluir con nuestra intuición. Nunca te saldrá un sahumerio igual y ahí está la magia.
Eva.P-Muscari Cosmética Natural

Dejar un comentario